Guadalajara, Jalisco.

Vecinos de la colonia Higuerillas, al sur de la ciudad, expresaron su rechazo al proyecto Regulación de Escurrimientos Pluviales del Dean, obra que está por realizar el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) y el Ayuntamiento de Guadalajara, que consiste en ampliar el vaso regulador existente en el parque Liberación, con el objetivo de reducir las inundaciones en la zona.
El Parque El Dean o Liberación tiene una superficie de 26 hectáreas, de las cuales en 6 hectáreas está el vaso regulador.

Javier Díaz, representante de los colonos, explicó que la obra implicaría el derribo de poco más de 200 árboles, con más de 40 años de vida, entre ellos tabachines, fresnos y eucaliptos. Por ello, hace un par de días se reunieron en la Presidencia Municipal con el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, a quien le expresaron que no van a permitir que se tale un solo árbol.

Según los colonos, la obra de ampliación del vaso regulador, que capta el agua pluvial de las colonias situadas en el cerro del Cuatro, también afectarían las canchas deportivas de la unidad, recién remodelada hace seis años, con un costo de 34 millones de pesos, lo que se echaría a la basura, dijo la vecina Andrea Torres.

Técnicos del SIAPA, entre ellos el ingeniero proyectista José Francisco Sánchez Solórzano, así como el director de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Guadalajara, Juan Luis Sube, se reunieron con los colonos, a quienes les presentaron dos opciones, una de ellas que evita la tala de árboles. Sin embargo, los habitantes fueron tajantes al afirmar que no permitirán que se haga la obra.

En este momento, máquinas del SIAPA desazolvan el vaso del Dean y limpian los colectores de ingreso y salida. En ese trabajo se tardarán entre 3 y 4 meses y los colonos están de acuerdo en esa actividad.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here