Luego de manifestar inútilmente su inconformidad ante el gobierno municipal de Guadalajara por el daño a sus viviendas con la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero, vecinos de la colonia El Santuario buscan otras instancias. En esta ocasión acudieron con la delegada del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Jalisco, Martha Lorenza Mestas Camberos, para plantear la necesidad de proteger las fincas de valor patrimonial. 

La señora Teresita Gómez Plascencia quien encabeza el movimiento de Vecinos Unidos del Centro Histórico, aseguró que existen tres casas apuntaladas por el daño a su estructura, además de un centenar de fincas con daños que no han sido atendidas por la Unidad de Protección Civil del municipio y que se encuentran en riesgo, en primer lugar por el cambio del derrotero de las unidades del transporte público, además del movimiento constante del suelo por las obras del Tren Ligero. 

La representante de los vecinos pide a las autoridades que se detengan las obras, en tanto que se hagan las revisiones correspondientes para evitar el daño en las casas, sobre todo, las que se encuentran en las calles Mariano de la Bárcena y Jesús García.

Urban beat

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here