Los empleados de las casas de estudio deben tener encendidas las luces de alerta ante las expectativas económicas que se tienen para el segundo semestre del año, pues es común que cuando se presenta una crisis o una disminución de ingresos en cualquier nación, las universidades sean las más afectadas, pues se les reduce el presupuesto público, indicó Francisco Díaz, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Guadalajara (SUTUdeG).

El líder sindical recordó que el anuncio de la baja del precio del petróleo y algunos otros indicadores generaran una tentación de recortar el gasto en educación, y más al nivel superior superior, aspecto que puede repercutir en los trabajadores de servicios y en los administrativos de las casas de estudio.

En este sentido, el secretario general del SUTUdeG consideró que será necesario que todas las organizaciones de este tipo estén en constante comunicación con sus agremiados para juntos poder defender sus derechos y tratar de aminorar los embates de posibles recortes.

Urban beat

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here