Nos falta la más chiquita, dijo Belén Vázquez al recordar que a un año de la muerte de su hermana María Fernanda, el modo de operar del transporte público en la zona metropolitana de Guadalajara no ha mejorado.

María Fernanda Vázquez Vázquez, era la menor de cuatro hermanas con un fuerte lazo de unión que de manera intempestiva fue desmembrado aquella tarde del siete de marzo.

Un año ha pasado, la tarifa bajo y subió en algunas rutas que la secretaria de movilidad certificó como  modelos. La transformación del tema fue más allá de uniformar a los operadores e instalar cámaras de seguridad en las unidades, también tuvo que modificarse la relación entre choferes y usuarios, quienes redujeron su nivel de tolerancia ante las malas prácticas tras el volante.

El cambio proclamado por las autoridades no ha alcanzado para cambiar la percepción del ciudadano, detalló Belén Vázquez.

Para la Familia de María Fernanda, la herida es tan contundente como el hecho de que al igual que a ellos, las familias de otras 53 personas, sufrieron la muerte de uno de sus miembros en 2014 a causa de accidentes relacionados con el trasporte público sin que el gobierno del estado haya logrado la anunciada transformación del modelo de trasporte colectivo.

A los tres meses de ocurrir el accidente a las afueras de la Preparatoria 10, el gobernador del estado se comprometió con la familia de María Fernanda a dar seguimiento al caso para propiciar una pronta impartición de justicia y hasta el momento el caso no ha sido sentenciado.

A un año del accidente que marcó un antes y un después en materia de transporte público en la zona conurbada de Guadalajara,  solo hay trece rutas certificadas, mientras tanto, el tema continúa sin saldar la deuda de movilidad segura y digna para los habitantes quienes en cada trayecto, ya sea  a bordo o viajando al lado de los camiones, continúan expuestos a accidentes o asaltos.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here