La relación que tendrá el Ayuntamiento tapatío con la Universidad de Guadalajara (UdeG) en los próximos tres años será “institucional”, “respetuosa”, “de colaboración” y sin ningún ánimo de revancha, advirtió el alcalde electo de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, tras reunirse a puerta cerrada con el rector general Tonatiuh Bravo Padilla, quien consideró el encuentro como “un buen primer paso” para que exista apoyo mutuo entre ambas instituciones.

La reunión se realizó en la sala de ajustes del Paraninfo Enrique Díaz de León, por espacio de casi 40 minutos.

Los temas que se revisaron entre las partes fue trabajar en una estrategia de seguridad en torno a los centros universitarios y las preparatorias asentadas en Guadalajara; que el municipio se convierta en la capital cultural de América Latina; que especialistas de la UdeG se integren a mesas de trabajo sobre urbanismo, medio ambiente y movilidad.

“Con la Universidad de Guadalajara, de mi parte, siempre ha habido y habrá una relación de respeto y sobre todo de colaboración, con los propósitos y los fines de la casa de estudios. Me va a tocar gobernar la capital de Jalisco y no pienso llegar a esta responsabilidad con un ánimo de revanchas o de confrontación con nadie”, subrayó Alfaro.

Por su parte, el rector general de la UdeG dijo que recibió una respuesta muy positiva por parte del presidente municipal electo, sobre todo en la materia de seguridad. “Yo espero que esa colaboración sea muy fluída. Yo les puedo decir que hubo un diálogo franco, abierto y que yo creo que es un muy buen primer paso para lograr un entendimiento en la agenda institucional”, dijo Bravo Padilla.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here