La Laguna de Cajitilán, el segundo vaso lacustre más importante del estado, vive en estado de alerta debido a que existen varios factores con orígenes distintos que han ocasionado la alta mortandad de peces, como la agricultura, la ganadería y la falta de una adecuada limpieza de aguas residuales que deben ser atendidos por diversas autoridades, consideró un equipo multidisciplinario de investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) quienes generaron un reporte sobre la situación que vive este lago.

El jefe del departamento de Ciencias Ambientales del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), Miguel Magaña Virgen ,que junto con otros de los investigadores que participaron en este estudio presentaron de manera pública su informe, e indicó que el objetivo de éste es que sirva como base para poder iniciar acciones en concreto que ayuden a mejorar la condición del lago.

Por su parte, el rector del CUCBA, Salvador Mena Munguía, indicó que para poder atender la problemática de la Laguna de Cajititlán, se debe involucrar a todos los sujetos implicados que, en mayor o menor medida, generen contaminación y otras afectaciones al vaso lacustre.

Por su parte, el investigador del departamento de Ecología del CUCBA, Eduardo Juárez Carrillo, recordó que todos los factores que afectan al lago generan la disminución de oxígeno que, repartido en la columna de más de cinco metros de fondo que tiene el lago, llega a ser insuficiente para las especies que habitan ahí.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here