Tras una lucha de siete años en los tribunales agrarios, la comunidad wixaritari de San Sebastián Teponahuaxtlán, situada al norte de Jalisco, logró que el Tribunal Unitario Agrario número 56, con sede en Tepic, diera el primer paso para ejecutar 11 sentencias para la restitución de tierras invadidas durante 60 años.

El magistrado del Tribunal Agrario número 56, Aldo Saúl Muñoz López, cerró el primer caso en el que la posesionaria nayarita Enriqueta Montoya Ultreras, deberá entregar 184 hectáreas a la comunidad de San Sebastián Teponahuaxtlán, que en conjunto tiene alrededor de 60 litigios para que se le devuelvan alrededor de 10 mil hectáreas, que actualmente las tienen ocupadas 40 ganaderos y agricultores de Huajimic, Nayarit.

Muñoz López ordenó que se fije fecha para la entrega de las tierras, una vez que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) diga en un plazo de cinco días posteriores a ser notificados, si indemnizará o no a la posesionaria nayarita. De ser necesario, la fuerza pública intervendrá para ejecutar la sentencia, dijo el magistrado.

Ubaldo Valdez Castañeda y Miguel Vázquez Torres, secretario y presidente de Bienes Comunales de San Sebastián Teponahuaxtlán, respectivamente, calificaron como “un día histórico” para la etnia wixaritari, la audiencia a la que acudió un grupo de 40 huicholes y la contraparte, la señora Enriqueta Montoya Ultreras, acompañada de su abogada Rosa Carmen Rodríguez, quien intentó suspender la audiencia, con el argumento de que el Tribunal de Tepic no es competente para conocer del caso, ya que el expediente se originó en el Tribunal Agrario 16, con sede en Guadalajara. La moción fue desestimada por el abogado de la etnia, Rubén Ávila Tena.

Montoya Ultreras solicitó que el Programa de Atención a Conflictos Sociales en el Medio Rural (Cosomer), que encabeza la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano, la indemnice a ella y al resto de los ganaderos nayaritas.

Tras las audiencias en el Tribunal Agrario, los wixárikas acudieron por la tarde a las oficinas de la Sedatu, Nayarit, donde le exigieron al delegado Gerardo Aguirre Barrón, que se atienda la entrega de las tierras a los indígenas jaliscienses, para evitar un conflicto social en la zona limítrofe de Jalisco y Nayarit.

Por parte del gobierno de Jalisco acudió a la audiencia, Lourdes Rodríguez Quiñones, coordinadora de Información Regional de la Secretaría General de Gobierno (SGG).

 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here