Hace tres años los habitantes de Temacapulín despertaron con la noticia de que Jorge Aristóteles Sandoval, prometía a través de su cuenta oficial de Twitter “Lo reitero: Jalisco debe ser el principal beneficiado de las decisiones y no el que las padezca. No vamos a inundar Temacapulín”. Sin embargo, tras mesas de diálogo con funcionarios de su gobierno, una sola reunión con él, el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para la altura de la cortina a 80 metros  y su propia visita al poblado alteño amenazado de inundación por la represa El Zapotillo sobre el Río Verde, la promesa está incumplida.

Contrario a obtener respuestas que garanticen la supervivencia sin riesgos de la comunidad que se ha opuesto a la construcción de la obra hídrica presentando argumentos técnicos y jurídicos durante 10 años, el propio gobierno de Aristóteles Sandoval incumplió la promesa ‘twittera’ y dos años después firmó un convenio de cooperación con la UNOPS y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente por la cantidad de 4.6 millones de dólares, para que expertos multidisciplinarios, una vez que la obra ya está a 80 metros de altura como lo estipuló la Suprema Corte, y pide se analice la viabilidad del proyecto de CONAGUA a 105 metros sobre la cuenca del Río Verde, lo que significa inundación inminente de Temacapulín.

Habitantes de la comunidad saludan este 29 de enero 2016 a tres años de la promesa incumplida del gobernador de Jalisco, con fotografías donde le recuerdan el mensaje de ‘twitter’ evadido. Convocan a enviarle mensajes por esa misma vía recordando la promesa que se volvió realidad a través de una vía legal también desatendida. 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here