En el primer cuadro de Tlaquepaque han proliferado en los últimos años tiendas de productos importados a bajo costo, pastelerías y farmacias de cadena, bisutería china, casas de empeño y otros establecimientos ajenos a su identidad, que han desplazado las galerías de artesanías y arte.

A estos giros se sumarán próximamente tres plazas de la tecnología, una en la calle Independencia y dos más en la calle Juárez. La desaparición paulatina de la vocación de esa zona tiene preocupados a los empresarios de Tlaquepaque, que mantienen su apuesta por el turismo. Es el caso de Analis Taylor, del foro de arte Mata Tinta, quien refirió que las autoridades municipales han hecho poco para conservar la imagen de un pueblo tradicional.

La dirección general de Desarrollo Económico y Turismo de Tlaquepaque confirmó que ya se le otorgó la licencia municipal a una plaza de la tecnología, y que otras dos ya iniciaron los trámites. 

El titular de la dependencia, Mauricio Preciado, quien también es empresario de la zona,  aclaró que el reglamento municipal no impide la apertura de estos giros en el Centro Histórico y que momentáneamente están imposibilitados legalmente para atender la demanda del sector turismo.

Ante el evidente desplazamiento de los negocios tradicionales de Tlaquepaque, el Ayuntamiento junto con el Consejo Consultivo del Centro Histórico realiza un estudio del actual catalogo de 500 giros permitidos  para reducirlo y priorizar aquellos que sean acordes a su vocación económica,  pero por el tiempo que implica este proceso, no se podrá frenar la instalación de las plazas de la tecnología ya proyectadas.

Uno de estos negocios es impulsado por Sergio Aponte, cuya familia tiene también una tienda de artesanías en la calle Independencia.

El joven aseguró que el espacio que rentó para instalar este comercio es acondicionado para que armonice con la imagen artesanal y turística del municipio.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here