El gobierno federal pretende aplicar la misma receta a los trabajadores universitarios en materia salarial en 2016, al otorgar apenas un alza salarial de 3.15 por ciento, cifra por debajo del 4.2 por ciento de aumento que se dio a los salarios mínimos.

Por ello, el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Guadalajara (SUTUdeG) cambió la estrategia y por segundo año no pidió un porcentaje de incremento al sueldo, sino una cifra precisa. Se pretende que a los nueve mil trabajadores administrativos y de apoyo se les autorice un incremento de 900 pesos. De no llegar a un acuerdo, el líder del SUTUdeG, Francisco Díaz Aguirre, anunció que se podría emplazar a huelga a la Universidad, a partir del 7 de marzo.

Tanto el sindicato de personal administrativo, como académico, hicieron una estrategia conjunta, pues este año también se somete a revisión el contrato colectivo de trabajo y ambos gremios hicieron el emplazamiento a huelga para el 7 de marzo. 

En estos días, se realizan las sesiones de negociación entre la UdeG y los dos sindicatos, con la idea de que se otorgue un incremento de 900 pesos mensuales a cada trabajador.

El SUTUdeG solicitó además de los 900 pesos de alza salarial, que se apliquen recursos económicos para crear un programa de recuperación salarial, en forma paulatina.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here