Los 101 caballos que trabajan en las calandrias de Guadalajara acudieron a la cita obligada que hizo el ayuntamiento para la revisión médica por parte de veterinarios de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y la inspección de los remolques, requisito para el que no habrá vuelta de hoja y todos sin excepción deberán cumplir.

Y aunque todos acreditaron que a la revisión médica llevaran a sus caballos en remolque o camioneta, lo cierto es que pocos  tienen un vehículo para el traslado de los animales, de manera que literalmente se deberán turnar los apenas cuatro remolques que tiene el gremio o esperar la ayuda por parte de algún compañero con camioneta pick up.

Esto hicieron el día de ayer pero el tiempo sólo alcanzó para traer al centro a unas 15 calandrias a trabajar, cuando el gremio completo tiene más de 50 y la mayoría aseguran que no tienen posibilidad de adquirir un vehículo

De la propuesta de los calandrieros para que puedan guardar al menos las calandrias en pensiones patrocinadas por el municipio, la directora de Gestión Integral de Derechos de los Animales, Merilyn Gómez Pozos, aseguró que ya se analiza, sin embargo adviertió que no hay opción para el traslado del animal más que en un vehículo motorizado y con características suficientes para el óptimo viaje.

En esta revisión médica los caballos recibieron atención general y vacunas, la mayoría de los caballos que actualmente trabajan en las calandrias son mejores de 10 años, es decir una edad óptima para el trabajo de esta especie que en buenas condiciones de salud y mantenimiento puede trabajar hasta por seis horas al día sin que las condiciones climáticas o el peso de los paseantes sean significativos en el deterioro de su salud según explicaron los veterinarios presentes.

El trabajo para los caballos de calandrias en el centro de Guadalajara no es tanto, a decir de los calandrieros, en días buenos como los que representa la temporada de vacaciones, un solo caballo puede tener hasta seis servicios de máximo 300 pesos cada uno pero en temporada baja si alcanzan a dar dos paseos es mucho.

La gran mayoría de los caballos del centro viven en los límites de Guadalajara y Tonalá, Guadalajara y Tlaquepaque y en la zona de Huentitán.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here