Pese a que es una obligación por ley que edificios públicos de Jalisco cuenten con personal capacitado y desfibriladores para atender pacientes con problemas del corazón, hay resistencia para declararlos protegidos como parte de la seguridad sanitaria, reconoció el secretario técnico del Consejo Estatal para la Prevención de los Accidentes en Jalisco (CEPAJ), Yannik Nordin.

En caso de llegar a atender a un paciente con problemas del corazón es importante activar la cadena de la vida: marcar al número de emergencia 066 del Sistema de Urgencias Médicas, y en lo que llega una ambulancia seguir las indicaciones del desfibrilador.

Actualmente cuatro edificios están Cardio-Protegidos: El Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes, los Consejos Estatales, el Centro Universitaria de Ciencias de la Salud (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Palacio de Gobierno y la Auditoria Superior del Estado de Jalisco (ASEJ). 

Yannik Nordin, indicó que existe la posibilidad que a finales del año existan 50 edificios públicos y privados con el esquema de “Edificios Cardio-Protegidos”.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here