A dos años del accidente del camión de la ruta 368 de la Alianza de Camioneros, ocurrido a las puertas de la Preparatoria número 10, que provocó la muerte de María Fernanda Vázquez, y dejó lesiones a 18 personas, los avances para reducir percances y mejorar el servicio de transporte público en la ciudad, son lentos.

De aquel 7 de marzo de 2014 al 7 de marzo de 2016, las promesas del gobierno estatal para concretar un nuevo modelo de transporte, siguen como promesas. Aún no hay sistema de tarjeta de prepago, no se ha hecho un reordenamiento de rutas y la capacitación de los conductores muestra pocos cambios en el día a día, según la percepción de los pasajeros. La Secretaría de Movilidad (Semov) se defiende al señalar que se trata de un proceso que está en marcha y que este mismo año ya se podrán ver los primeros corredores de ruta-empresa.

El juicio para que se castigue a los responsables del accidente de la ruta 368 aún no concluye tras dos años de ocurrido el percance, frente a la Preparatoria número 10. Las hermanas de María Fernanda, estudiante de 18 años de edad, quien cursaba el sexto semestre y tenía planes de estudiar cine en el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), no han dejado caer el caso, pese a que la burocracia judicial intenta echarle tierra encima.

El Observatorio Ciudadano de Movilidad y Transporte se creó en abril de 2014, un mes después de sucedido el accidente trágico del camión de la ruta 368, frente a la Preparatoria número 10.

En materia de transporte, el Observatorio emitió ya 37 recomendaciones y apenas seis se han cumplido. Entre los temas pendientes están los que van a dar un cambio de fondo en el sistema de transporte, como son la implantación del sistema de tarjeta de prepago y recaudo, la operación de los corredores con rutas-empresa, así como el reordenamiento de las 270 rutas del transporte que operan en la ciudad.

También hay temas por resolver como es la atención a los lesionados y a los deudos de quienes fallecen en accidentes.

Pese a que desde hace 14 años existe el Consejo de Atención a Víctimas del Transporte Público, esa instancia hace muy poco por las personas lesionadas en un percance de un camión. El Consejo ya incluyó a representantes de asociaciones civiles, sin embargo, aún no se definen protocolos de atención para los heridos y quienes quedan con secuelas psicológicas y físicas.

Desde 1997 a la fecha, en la ciudad mil 200 personas han perdido la vida en accidentes vinculados al transporte público, pero no se tiene una cifra cierta sobre las personas que quedan lesionadas.

La rabia, la molestia y la desesperanza que generó la muerte de María Fernanda Vázquez, hace un par de años, se transformó en un esfuerzo porque el caso judicial no muera, pero fue más allá, al crear una plataforma que se llama Por un Transporte Digno, donde Adriana, Belén y Abril Vázquez, difunden medidas preventivas para evitar percances, informan datos estadísticos sobre el servicio de transporte, e incluso abogan porque los conductores tengan mejores condiciones de trabajo.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here