Habitantes de las colonias Lomas de Zapopan, Altagracia y Arcos de Zapopan, se manifestaron para exigir que el Ayuntamiento no permita el inicio de operación de una fábrica cementera que aseguran, afectará la salud de la población y el medio ambiente; se trata de la empresa GORSA Concretos, originaria de Chiapas y que está a tan solo un permiso de poder operar, expuso el representante de los vecinos, Arturo Ponce.

A la manifestación, acudió el director de Participación Ciudadana de Zapopan, Emilio Laso Villalobos, quien dijo que la prioridad del municipio es atender las demandas de la población, por lo que se revisarán los dictámenes del permiso de construcción y los niveles de contaminación para evaluar la posibilidad de no otorgar la licencia de operación a la cementera.

La planta cementera, desde hace casi un mes concluyó su instalación al píe del anillo Periférico Norte y la avenida Valdepeñas. A decir de vecinos, la zona se verá afectada por la contaminación y el tráfico vial que se intensificará con el paso de camiones pesados que trasladen el cemento.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here