Guadalajara, Jalisco

Ante el riesgo latente de que se registren hechos de violencia en los límites de Jalisco y Nayarit, entre indígenas wixaritari de San Sebastián Teponauxtlán y ganaderos de La Yesca, en el vecino estado, el jefe de la Unidad de Apoyo a las Comunidades Indígenas (UACI) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Juan Manuel Franco, hizo un llamado a que sea el diálogo el que resuelva el problema por la restitución de tierras a la etnia y pidió a las autoridades federales a que se hagan presentes en la zona del conflicto.

La comunidad wixaritari de San Sebastián Teponahuaxtlán, asentada en los municipios de Bolaños y Mezquitic, logró la restitución de las primeras 184 hectáreas que estaban en poder de ganaderos de Nayarit, tras un juicio agrario que tardó 10 años.

Al respecto, Fortino Domínguez Rueda, coordinador de la cátedra de la Interculturalidad de la UdeG, dijo que el gobierno federal ha actuado con indolencia y no ha garantizado la seguridad de más de 600 indígenas jaliscienses que instalaron un campamento en Huajimic para recuperar su territorio. Por ello, pidió que la Policía Federal acuda a la zona y libere el camino de acceso a los predios Piedra Bola y Bola Negra.

Ambos académicos de la UdeG confían en que los siguientes procesos de restitución de tierras para los huicholes, se desarrolle con la vigilancia del gobierno federal y en tranquilidad.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here