Los inversionistas de los restaurantes de la calle Manuel López Cotilla temen que se avecine su quiebra. Con el inicio de las obras para convertir esta arteria en  zona 30 y crear un corredor gastronómico, esperan menos comensales y el desplome en sus ventas.

El proyecto que prevén que arranque el próximo lunes abarca desde el cambio de drenaje hasta la ampliación de banquetas, pavimentación con concreto hidráulico y la desaparición de los espacios de estacionamiento en la vía pública, detalló Gabriel Freyria, dueño del restaurante Caminito Cocina de Barrio, quien advirtió que cómo está planteado el proyecto, no los beneficiará y los llevará a la ruina.

En la calle López Cotilla, entre Chapultepec y Francisco Javier Gamboa, existen 50 restaurantes que generan alrededor de 250 empleos, que se pondrán en riesgo si la obra no se realiza después del temporal de lluvia para que se ejecute en poco tiempo y con la inclusión de espacios para estacionamiento, afirmó Roberta Ciarpella, propietaria del DIAVOLO.

Los empresarios pidieron apoyo económico al Ayuntamiento de Guadalajara para poder soportar el pago de nóminas y renta, pero la respuesta fue una negativa. Sólo lo recibirían si la obra  dura más de ocho meses.

Found Lakhdar, propietario de Morocco Kebab, aseguró que los perjuicios serán inmediatos y que pocos podrán sobrevivir.

Los empresarios advirtieron que son capaces de protestar con lonas que colocarían en sus establecimientos y hasta detener la obra si no son escuchados.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here