Al cinco por uno pretende la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) sustituir los dos mil 200 árboles que se removerán por el proyecto de la Línea 3 del Tren Ligero. Más de la mitad de ellos están en Guadalajara, la cuarta parte en Tlaquepaque y el resto en Zapopan, informó la titular de la dependencia, Magdalena Ruíz Mejía, quien agregó que la sustitución se hará con la visión de mejorar el panorama, y de adecuar paisajes a cada una de las zonas por donde ha de pasar la nueva línea.

Ejemplificó el caso de la Barranca de Huentitán, donde luego de las obras del Macrobús se plantaron árboles que no correspondían a la zona y muchos de ellos no prosperaron, y los que sí, no embellecieron el paisaje.

Luego de realizar un censo se localizaron cinco mil 992 árboles dañados, de los que solamente un 62 por ciento está en condiciones de vivir de manera regular y el 19 por ciento está en buena situación. La tercera parte está en lugares que no pueden proporcionarles buena calidad de vida. Del total de tres mil 626 árboles que están dentro del área de afectación directa del proyecto, 483 serán conservados; 864 trasplantados y los restantes serán derribados.

De los once mil árboles que se plantarán para sustituir los sacrificados, seis mil quedarán al cuidado de los constructores durante tres años, el resto serán responsabilidad de los municipios donde se ubiquen, indicó Magdalena Ruiz.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here