Con su bata de color “moco” o “vómito”, Beakman apareció en el escenario principal de Campus Party, para explicar con su humor simple conceptos básicos de ciencia, como lo hacía en su programa de televisión.

Con objetos cotidianos y la participación de un par de jóvenes, realizó ejercicios que comprobaron que el centro de gravedad es el punto de aplicación de la resultante de todas las fuerzas de gravedad, que actúan sobre las distintas masas materiales de un cuerpo.

En situaciones sosas, el actor Paul Zaloom llevó  a su público a la carcajada para lograr su cometido: entretener y generar conocimiento.

El Mundo de Beakman fue un programa de televisión  educativo con éxito en audiencias de todas las edades, en el que se podía descubrir cómo el cerebro está acostumbrado a las ilusiones ópticas, hasta cómo los murciélagos ayudan al medio ambiente.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here