Guadalajara, Jalisco.

La reunión del Comité de Adquisiciones del Ayuntamiento de Guadalajara se vio interrumpida con la intervención de la regidora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ángeles Arredondo, quien cuestionó la legalidad de la comisión, y acusó a la autoridad municipal de haber sacado de la reunión a su bebé, a quien llevó ella en una carriola para tenerlo a la vista durante el evento. Manifestó que todo lo acordado ahí estaría fuera de la ley, y que sólo se trataba de negocios entre empresarios amigos del gobierno en turno.

De repente Ángeles Arredondo levantó la voz para hacerse escuchar, aunque el presidente del Comité no dejaba de hablar. La regidora aseguró que la integración del Comité no se hizo de acuerdo a la ley, y que sólo se pretendió impedir que la oposición se incorporara a las reuniones.

Por su parte el presidente del Comité de Adquisiciones, Agustín Araujo, defendió la legalidad de la reunión.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here