Los operativos que realiza la Dirección de Transporte Público de la Secretaría de Movilidad (Semov) no se dirigen exclusivamente a sancionar y detener a las unidades de la empresa Uber, aclaró la titular del área, Edith Rivera Gil, quien precisó que de los 90 autos particulares que han sido enviados a los corralones, desde fines del año pasado a la fecha, apenas dos están afiliados a la firma Uber.

Rivera Gil se reunió con representantes del Movimiento Cero Tolerancia al Transporte Pirata, entre ellos Fernando Estrada Godínez, para dialogar sobre el tema, ya que los taxistas regulares piden “mano dura” contra los autos particulares que realizan trabajo como taxis ejecutivos, sin tener autorización para ello, entre los que están las empresas Uber y City Drive.

A la funcionaria estatal le llamó la atención que tras la detención de dos autos de la empresa Uber, sancionados el viernes 20 de febrero, se hizo eco a los reclamos de la empresa, que se asume como una firma que no da servicios de transporte, sino que realiza el contacto entre clientes y propietarios de autos, mediante una aplicación en teléfonos inteligentes.

La mayoría de las unidades particulares sancionadas desde fines de 2014, en realidad son mototaxis, y no solo los que trabajan en fraccionamientos de Tlajomulco, sino en asentamientos de la periferia que pertenecen a los municipios de Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá.

Rivera Gil señaló que desafortunadamente en la ciudad –los ocho municipios metropolitanos- es común que se realicen servicios de taxi que son ilegales, ya sea a bordo de motocicletas adaptadas, en camionetas tipo Van, o en autos particulares de lujo.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here