Para mejorar sus condiciones y rescatar su belleza original están realizando trabajos de restauración en la torre y fachada de la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario en Jamay, Jalisco, así lo informó el presbítero de este recinto, Miguel Ángel González Gámez, quien también habló sobre la importancia de esta obra arquitectónica:

“Es preservar nuestra historia, los monumentos hablan, nos dicen, nos manifiestan la identidad que tenemos como comunidad, son espacios de arte, atractivos. Todos somos testigos que cuando uno va a un pueblo, lo primero que visita es el templo, porque el templo te dice cómo vive la comunidad, por eso es importante que esos monumentos estén en buen estado; y porque  son de uso público, si vemos por ejemplo aquí los bordos del techo están apunto de caer, y esto al final de cuentas es proteger a nuestra misma gente”. 

La parroquia data, según el libro Apuntes Histórico Sociológicos de Jamay de Eusebio García, de entre 1848 y 1850 y se construyó debido a las afectaciones que el temblor de 1847 dejó en el antiguo templo. El sacerdote, dijo que los trabajos sean realizados en coordinación con la restauradora Clara Ramírez y del equipo que hizo la intervención en el Pionono, todo esto con el permiso del INAH.

El presbítero Informó que el costo asciende al millón de pesos, por lo que hizo un llamado a ayudar, ya que es una obra que servirá a la población:

“Es más de  un millón de pesos para la primera etapa, si alguien quiere aportar, si alguien quiere unirse a esta causa también es importante que lo puedan hacer. Puede ser directamente con algunos de los sacerdotes. También se ha pedido el apoyo a las instituciones del gobierno estatal y federal y el gobierno municipal también  nos está apoyando, siendo el gestor el contacto con ellos; porque al final de cuentas es una obra que se queda para el mismo pueblo, es una obra que beneficia y que hace atractiva nuestra comunidad”

Especificó que las técnicas de restauración serán las adecuadas para no afectar la la imagen original de la parroquia:

“Se utilizarán técnicas antiguas, tienen ya nopal fermentando que utilizan en la técnica, van a utilizar las pinturas a la cal que son las que la gente antes utilizaba y que han hecho que los monumentos como son esta parroquia, el Pionono y muchas casas permanezcan en pie, por la calidad de los materiales”.

Dijo que se espera que por lo menos la fachada esté terminada el 17 de noviembre, cuando será la clausura de las Romerías en honor de la Virgen del Rosario, la Patrona del pueblo. También mencionó que se busca que en lo sucesivo restaurar más áreas de la parroquia, para que esté en óptimas condiciones. 

En Ocotlán, Señal Informativa, Luis Felipe García