Tras dos votaciones, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadano de Jalisco (IEPCJ) se quedó en vilo, porque sus 13 directores y el secretario ejecutivo no fueron ratificados. 

Si en la próxima sesión se vuelve a rechazar el proyecto, los trabajadores podrían pelear una indemnización que podría sumar 10 millones de pesos de quebranto para la institución, señaló el presidente del organismo, Guillermo Alcaraz Cross. 

Todo esto luego de dos maratónicas sesiones, que fueron llevadas al receso en igual número de días. 

La primera fue este viernes, cuando las acusaciones por el cobro de los votos, a cambio de choferes y asistentes, ocasionó una división entre los consejeros que quieren ratificar a los directores y quienes se dicen en desacuerdo de esta decisión. 

El viernes, la consejera Sayani Moska Estrada acusó a su homóloga Erika Ruvalcaba de pedir un chofer, tres asistentes y un ayudante a cambio de sentarse a negociar el voto que le daría el quinto sufragio decisivo para convalidar a 13 directores y el secretario ejecutivo. 

En la reanudación de la sesión, a las 21:00 horas de este lunes, el consejero Mario Ramos exigió a sus homólogos opositores que dieran argumentos para despedir a los directores que tienen más de dos procesos electorales. Sin embargo, no tuvo respuesta. 

Luego de la votación, Erika Ruvalcaba, José Reynoso y Virginia Gutiérrez continuaron con su postura de no convalidar la ratificación. 

Por su parte, el presidente del organismo señaló que es necesario agotar una votación final para poder hablar de un escenario complicado, porque hasta entonces los directores podrían reclamar el despido injustificado. Por lo pronto, los trabajadores continuarán en el cargo y se les garantizará su salario al finalizar la quincena.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here