El Rastro Metropolitano de Bovinos, la primera fase del  Parque Industrial Agropecuario que se erigió en Acatlán de Juárez, inició operaciones la semana pasada.

El Consejo de Administración de Frigoríficos de Occidente espera tener en menos de dos meses la certificación de Tipo Inspección Federal (TIF), para después alcanzar la capacidad de matanza, de 80 a 120 animales por hora, destacó su presidente Fernando Corona Alcalá. 

Los introductores de ganado y ganaderos que sacrifiquen sus animales en esta instalación, podrán exportar y comercializar sus productos en cualquier mercado incluidas las grandes cadenas de piso de venta, a donde no han podido entrar los cárnicos locales por falta de medidas de sanidad e inocuidad.

El director general  del Rastro Metropolitano de Acatlán de Juárez, Fernando Ríos explicó que el proceso de sacrificio comienza con la revisión del estado de salud de los animales.

Frigoríficos de Occidente  prevé que en un año inicie operaciones  el rastro de porcinos. En cuatro años se habrá instalado la industria periférica: porcionado, marinado, empaque, refrigeración, logística, bolsa de ganado para subasta y compra directa e insumos para cría y engorda.

El presidente del Consejo de Administración detalló que los dos rastros generarán 320 empleos, pero una vez que se desarrolle todo el complejo se crearán más de mil.

 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here