Propietarios de talleres automotrices se manifestaron a las afueras del Palacio de Gobierno, para que se dé marcha atrás al nuevo programa que pretende integrar la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), donde la propuesta es que se concesione a las instalaciones de  verificentros.

Abrahán Gobel representante de los talleres acreditados, señaló que  las concesiones que otorgó el gobierno a talleres acreditados para la verificación caducan en 2018, y será la oportunidad para que la empresa de un político y boxeador reconocido entre con centros verificadores, mismos que ya operan en otros estados de la República.

A decir del representante de los talleres acreditados, el costo del holograma en los verificentros rondaría entre los 450 pesos, mientras que actualmente se regala en los talleres cuando se realiza la verificación del automóvil, lo que provocaría que los automovilistas paguen más por el holograma.

Los inconformes piden que si se implementan los verificentros, se incluya a talleres acreditados que ya han invertido en la tecnología y en la remodelación de sus negocios.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here