Entre los altos directivos mexicanos existe un “optimismo cauteloso” sobre el desarrollo económico del país en 2015, pues de acuerdo con los resultados de la décima edición de la encuesta Perspectivas de la Alta Dirección en México,  dos terceras partes de los empresarios no vislumbran una recesión económica, 71 por ciento espera que sus empresas crezcan al menos en un dígito y el 51 por ciento espera un mejor rendimiento de la economía, en comparación al año pasado.

Los directivos encuestados reprobaron los resultados de las reformas fiscal, política, financiera y laboral. En cambio mantienen su apoyo a las reformas energética y de telecomunicaciones.

Roberto Cabrera, socio líder de Industrias y Mercado de KPMG, aclaró que este fenómeno obedece a que la reforma energética principalmente, promete atraer 70 mil millones de pesos de inversión.

A pesar de los pronósticos favorecedores para la económica mexicana, la clase empresarial insiste en que México requiere combatir la corrupción y mejorar la seguridad para aumentar su competitividad.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here