La Procuraduría Social del Estado se mantiene al margen del caso de los jaliscienses detenidos en Querétaro en junio de 2013, luego de que fueron  a ese estado a trabajar como guardias de seguridad y terminaron acusados de asesinar a una persona.

El Procurador Social, Carlos Trejo aclaró que únicamente tienen información de 11 de los 29 hombres que estuvieron presos en el Penal San José del Alto. Del resto desconoce su situación porque su caso quedó en manos de un abogado particular. 

Trejo reconoció que el apoyo que otorgaron en este caso se limitó a asesorar al abogado de los guardias de seguridad, y a la entrega de recursos para que sus familiares los visitaran en Querétaro.

Aclaró que antes de que se presentara la apelación, la Procuraduría Social ya no tenía la representación de los jaliscienses, que fueron contratados para cuidar un predio en conflicto legal y que se vieron envueltos en una riña, en la que murió una persona.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here