No son más que hechos aislados en los que se han detectado a elementos en activo de la Policía de Guadalajara que, al parecer, estén vinculados con el crimen organizado y las presuntas acciones de éste, aseguró el presidente municipal de Guadalajara, Ramiro Hernández.

El primer edil, quien minimizó esta participación de elementos policiales en hechos delictivos, también reconoció que existe preocupación de parte de su administración por el señalamiento que hizo la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de algunos uniformados vinculados a la muerte del delegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Jalisco, Javier Galván.

Ramiro Hernández indicó que desde la administración tapatía se continuará reconociendo a los buenos elementos y se estará poniendo a disposición, además de colaborar con las diversas autoridades, para que se sancione a los malos policías.

Respecto a las investigaciones en torno al caso de la muerte de Javier Galván, dijo que aunque la PGR no ha ofrecido muchos datos, han sido varios los elementos que han sido citados a declarar además del que fue detenido como uno de los presuntos responsables.

También recordó que existe otro policía tapatío más que fue señalado como uno de los presuntos responsables por la PGR y quien se desempeña como supervisor de la dependencia quien desde el día de la muerte de Javier Galván no se ha presentado a trabajar.

 

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here