El presidente de la  Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Benjamín Cárdenas, expuso que pese a que el Código Urbano ya es ley, este perjudica a los constructores y desarrolladores, que tendrían que encarecer sus productos ante las exigencias del cuerpo de normas, que más que regular, modifica las condiciones de la construcción en especial en la zona metropolitana de Guadalajara.

Agregó que la lejanía de las viviendas, con relación a los centros de trabajo y el cumplimiento del Código que pretende aplicar políticas primermundistas en un país de tercer mundo, causará estragos en la sociedad. 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here