El Colectivo Pro Defensa del Derecho al Agua en el fraccionamiento, El Roble, en el municipio de Zapopan, le exige al alcalde, Pable Lemus Navarro, que se haga cargo de administrar el servicio de agua a 400 habitantes, ya que Ángel González, presidente de la Asociación de Granjeros, se adueñó de un pozo de agua, les cobra cuotas caras y a quien se opone a sus decisiones, les restringe el suministro del líquido.

El conflicto data desde 1985, cuando el fraccionamiento, situado junto al club deportivo de la Universidad de Guadalajara (UdeG), se fue poblando poco a poco, muchos de ellos profesores de la UdeG.

El conflicto se ha complicado, dado que el presidente de la Asociación de Granjeros, que se apoderó de la explotación del pozo de agua, es padre de Luis David González González, quien se desempeña como jefe de Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento, razón por la cual la autoridad municipal se lava las manos en el conflicto.

La petición de los colonos de El Roble, es que se atienda el problema por parte del ayuntamiento, ya que también la familia González, quien ejerce el control de la asociación de granjeros, busca quedarse con 10.3 hectáreas que son de uso común para construir un área deportiva, una iglesia y una presa para captar agua.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here