El precio del kilogramo del aguacate superó la barrera de los 70 pesos. Una sola pieza puede costar entre 18 y 25 pesos. Esta fruta ha sido equiparada en redes sociales con el oro, exclusiva para consumidores de alto poder adquisitivo.

Según el secretario de Desarrollo Rural, Héctor Padilla, se trata de un fenómeno de oferta y demanda cíclico: cada año baja la producción local en los meses de junio y julio.

En este periodo aumenta la importación, principalmente de aguacate de Sudamérica  para satisfacer la demanda, que a decir del funcionario estatal cada vez es mayor.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM), de la Secretaría de Economía (SE), el mayorista vende la caja de 9 kilogramos de aguacate en la Central de Abastos de Guadalajara a 450 pesos, es decir, cada kilogramo en 50 pesos.

En julio de 2015, la misma caja alcanzó un costo máximo de 297 pesos, 33 pesos por kilogramo. El año pasado fue 34 por ciento más barato en época escasez.

A pesar de que el precio del aguacate rompió sus récords este año, el secretario de Desarrollo Rural insistió que el aumento de la demanda ha favorecido este fenómeno.

México es el mayor productor mundial de aguacate. Su producción representa el 30 por ciento de la cosecha del orbe,  según la Secretaría de Agricultura y Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación  (SAGARPA). 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here