Guadalajara, Jalisco.

La policía Federal y estatal resguardan el predio que el ejido El Zapote tomó el viernes pasado, en el aeropuerto Internacional de Guadalajara.

En el sitio sólo se puede apreciar una malla ciclonica vencida. El toldo, las mesas, sillas  y animales que  los campesinos llevaron para retomar su plantón, fueron retirados.

En el ingreso de la terminal aérea, la policía federal volvió a colocar un retén para evitar que regresen los ejidatarios, quienes exigen un pago justo por esas tierras. Los federales realizan al azar revisiones a los automovilistas.

Tras su desalojo, ocho de los líderes de El Zapote permanecen detenidos. El resto del ejido, espera  esclarecer este domingo la situación jurídica de sus compañeros, antes de definir más acciones o hacer declaraciones.

 

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here