La profesora Rodríguez amarraba con cinta canela a sus alumnos de seis años a las butacas, para que los menores no se salieran ni platicaran. De acuerdo con la recomendación 18/2015, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), acreditó el maltrato y la complacencia de la directora Ortíz, de la escuela primaria urbana 958. Por lo que piden que se inicie un procedimiento administrativo contra la docente.

De acuerdo con el presidente de la CEDHJ, Felipe de Jesús Álvarez Cibrían, la madre de un menor agredido presentó la queja porque la maestra reprendía al niño constantemente, y permitía que niños más grandes le pegaran.

Luego de las diligencias, la profesora señalada explicó que el niño no seguía indicaciones y molestaba a sus compañeros. Sin embargo, la madre del menor no atendió las recomendaciones de la profesora, de que mandara a su hijo al área de psicología.

En la investigación de campo que hizo la CEDHJ, los compañeros del menor agredido refirieron que la maestra L. Rodríguez “le amarraba las manos al niño como medida disciplinaria para que no se levantara de su asiento ni platicara. Los niños afirmaron que la maestra les gritaba frecuentemente”.

Ante esto, Álvarez Cibrían, pidió a la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) que se sancione a la profesora, pero también a la directora del plantel, ya que la encargada de la escuela tuvo conocimiento del maltrato y no actuó.

Además, pide que la familia del menor sea compensada con la reparación del daño, y que se le brinde una atención integral al niño maltratado.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here