Un abogado que se dedicaba a defender legalmente a los comuneros de Ayotitlán del conflicto que tienen por la posesión y el daño que una empresa minera le ha hecho a unos predios propiedad de los lugareños, continúa detenido luego de que el pasado 22 de julio fue apresado junto con 33 indígenas nahuas a quienes el gobierno de Colima acusó de secuestro y daños a propiedad estatal.

Eduardo Mosqueda, quien se encontraba en el sitio donde fue aprehendido para presentar los documentos de un amparo que les habían concedido también fue acusado de estos cargos, sin embargo, luego de que el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, se reuniera con su contraparte colimense, Mario Anguiano, para solicitar el perdón para los implicados, únicamente fueron liberados los comuneros.

El interés que el abogado ahora detenido tiene en el caso y la defensa que realiza no es nuevo, pues su preocupación por defender y cuidar el medio ambiente la ha expresado desde hace varios años, según indicó su padre, Eduardo Arturo Mosqueda quien recordó que esta preocupación su hijo la llevó al plano profesional al especializarse en derecho ambiental.

Los compañeros de Eduardo Mosqueda, junto con los representantes del Colegio de Abogados Penalistas y sus familiares acudieron ante la Secretaría General de Gobierno y ante el despacho del gobernador del estado para pedir que también se interceda, desde el ejecutivo jalisciense, por el litigante que permanece en una cárcel de máxima seguridad de Colima.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here