Fue blanco de críticas durante la administración de Héctor Robles Peiro debido a la inversión de más de 40 millones de pesos en la obra y a la escasa afluencia de ciclistas por los cinco kilómetros de recorrido.

Sin embargo, a casi dos años de su inauguración, los ciclistas que transitan por la zona la encuentran en buenas condiciones generales, luego del abandono reportado en meses anteriores, aunque el tramo C, mismo al que se opusieron los vecinos, y motivo por el cual se colocó al nivel del pavimento protegido solo por bolardos, es aún el tramo más peligroso para los usuarios, pues aseguran, los automovilistas lo invaden continuamente.

Tanto los automovilistas como los peatones imprudentes, así como la invasión de motociclistas en la zona de vehículos no motorizados, es la principal queja por parte de los ciclistas, quienes reclaman que este tipo de espacios para circular son escasos y la mayoría de las veces poco respetados por el resto de la población. 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here