La participación ciudadana y el poder ser un gobierno incluyente son dos aspectos que se buscó darles un mayor peso durante la actual administración de Tlajomulco de Zúñica, la que tuvo que enfrentar el reto de ser la única de oposición entre los municipios de la zona metropolitana, indicó el presidente Ismael Del Toro, durante la presentación de su tercer y último informe de actividades.

Una de las problemáticas que fueron constantes durante su gestión fue el tema medioambiental, en particular por la frecuente mortandad de peces que se presenta en la laguna de Cajititlá, situación que está siendo atendida gracias a la colaboración que se tiene con el gobierno de Jalisco y con la Universidad de Guadalajara (UdeG), por lo que se espera que pronto quede solucionado, dijo Del Toro.

Agregó que actualmente se trabaja en la construcción de tres plantas de tratamiento, con una inversión de más de 150 millones de pesos, con las que se tratará el cien por ciento de las aguas residuales que llegan al vaso lacustre.

También informó que se tuvieron mejoras en la prestación de varios servicios, en transparencia y en optimizar el gasto público, así como un incremento en la inversión extranjera que se asentó en Tlajomulco.

Del Toro se dio tiempo de agradecer a su familia, a sus colaboradores y, sobre todo, al presidente municipal electo de Guadalajara, Enrique Alfaro, quien no acudió por cuestiones labores que, se dijo, estaba realizando en la ciudad de México.

El presidente municipal saliente también se dio tiempo de invitar al gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, a que dirigiera unas palabras, pues debido a que originalmente no se tenía contemplada su presencia por cuestiones de agenda, no estaba incluido en el orden del día.

Sandoval indicó que desde la administración estatal se seguirá trabajando por los proyectos que están pendientes con este municipio.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here