Las inconformidades de ciudadanos por el establecimiento de bares, restaurantes, hoteles y otros giros, además de condominios verticales en zonas habitacionales que no permiten su instalación, al fin fueron escuchadas, se trata de una serie de denuncias que a través del Parlamento de Colonias se interpusieron en la Procuraduría de Desarrollo Urbano para que se ponga orden tras la autorización arbitraria e ilegal de estas construcciones, que rompen de tajo la tranquilidad de los vecinos.

Ante lo que han considerado como omisiones de la dependencia estatal, los vecinos acudieron a la espera, de que se pueda dar un cambio que les ayude a recobrar su tranquilidad, sin embargo, lamentan que tengan que ser a petición de parte y no por oficio como en muchos casos, según trascendió, la PRODEUR podría defender el patrimonio de las personas.

Los problemas mayormente se han dado en colonias de Guadalajara, como Providencia, Americana, Moderna, Arcos Sur y Arcos Vallarta, entre otras más, donde se instalaron diversos negocios y unidades habitacionales, que ponen en riesgo no solo la tranquilidad, sino también la dotación de servicios públicos municipales. Será así como cada jueves este grupo de ciudadanos, coadyuvará para que quienes se sientan agredidos por nuevas construcciones en sus colonias, tengan el eco suficiente con las autoridades. 

Urban beat

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here