El aumento en el parque vehicular de motos en Guadalajara y en otras ciudades de Jalisco, comienza a salirse de control.

En Ocotlán, el Ayuntamiento que tiene bajo su jurisdicción a la Policía Vial, comenzó a aplicar operativos para exigir a los motociclistas que traigan sus documentos en regla y que porten casco de seguridad.

Cinco regidores del Ayuntamiento de Ocotlán acudieron al Congreso del Estado, donde participaron como observadores en la mesa de diálogo que sostuvo el diputado Augusto Valencia con grupos de motociclistas.

El regidor Jesús Cervantes, presidente de la Comisión de Movilidad del Ayuntamiento, dijo que en la ciudad de Ocotlán con cien mil habitantes, se calcula que hay más de 20 mil motocicletas, la mayoría de ellas sin registro, por lo que se va a meter orden en el tema, con la expedición de un reglamento.

El edil explicó que aún no se exige a los motociclistas que porten el chaleco con la matrícula de la placa y en caso de hacerse, se hará una campaña de socialización.

Datos del gobierno de Jalisco señalan que en el estado existen más de 300 mil motocicletas con placas, sin embargo, hay un subregistro de ellas en la zona metropolitana de Guadalajara y también en ciudades medias como Ocotlán, por lo que es importante regular la circulación de esos vehículos.

En 2015, apenas la mitad de los motociclistas pagó el refrendo de su tarjeta de circulación.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here