Los jóvenes que se integraron a la Liga Comunista 23 de septiembre a principios de los años 70 eran valientes, pero además tenían una gran “conciencia sobre nuestro papel y fue lo que nos hizo tomar esta decisión” de unirse a la lucha armada para responder a la violencia y la represión del Estado mexicano y cambiar al país, pues “se vale imaginar”, explicó Mario Cartagena, “El Guaymas”. En entrevista con Cosa Pública 2.0, Cartagena, quien fue detenido y torturado en campos militares, explicó cómo fue el proceso de fundación y organización de la Liga 23 de Septiembre, las actividades que realizaban y también la “política de exterminio” que aplicó el Estado en contra de los jóvenes en lucha, “no dejaron vivo a ningún compañero de la dirección” de la liga, todos fueron asesinados o desaparecidos. “Nuestra violencia no le hizo ni cosquillas al Estado, pero tenían temor por los sectores que atendíamos” con el trabajo educativo, pero “después de 1982, ellos se pusieron a la cabeza de los movimientos políticos” del país. (Foto: documental, Hombres de Madera – Madera, periódico clandestino).