Las obras de la línea 3 del  Tren Ligero llegaron al primer cuadro de la ciudad sin que exista  una estrategia que mitigue los perjuicios que sufrirán alrededor de dos mil giros, que sostienen siete mil empleos directos y 20 mil indirectos.

A pesar de la importancia de la actividad económica del Centro Histórico de Guadalajara, las autoridades han proporcionado poca información a los dueños de los establecimientos sobre cómo avanzarán los trabajos y cómo podrían ser afectados, afirmó Ana Luz García Calleja, presidenta de la Asociación de Empresarios de esta zona.

Los propietarios de restaurantes, joyerías, zapaterías, papelerías, escuelas de inglés, consultorios y ópticas son los más interesados en que se realicen las obras de la Línea 3 del Tren Ligero para que sea más fácil el acceso al Centro Histórico, pero de una forma ordenada, advirtió Ana Luz García, quien aseguró que ya empezó el cierre de negocios por la falta de planeación.

Los comerciantes  afirman que las dificultades que ya se enfrentan para llegar al Centro Histórico por esta obra, se suman a una serie de hechos –como el incendio del Mercado Corona-  que han bajado sus ventas en 40 por ciento en el último año, por lo que sí se requiere una atención especial por parte de las autoridades.

La petición de la Asociación de Empresarios del Centro Histórico de Guadalajara es que se conforme una bolsa  con créditos con tasas bajas o apoyos a fondo perdido, para que puedan pagar la  renta de los locales y sueldos, mientras se ejecuta la obra.

A la par realizarían talleres, eventos culturales y artísticos gratuitos para atraer visitantes y evitar el desplome de sus ventas.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here