Las desapariciones en Jalisco ya suman dos mil 390 casos. Pero ocho municipios del sur de Jalisco concentran la tasa de casos más alta, de acuerdo con las cifras publicadas en el mes de abril por el Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública. 

El municipio que tiene la tasa más alta es Tuxcacuesco que tiene 21 casos reportados y apenas una población superior a las cuatro mil 200 personas. 

Le sigue Santa María del Oro, La Huerta y Valle de Juárez, además de Chimaltitlán, San Gabriel, El Grullo y Ayutla. 

Todos municipios conectan en una zona económica que lidera Autlán de Navarro, además de que todos conectan en corredor que hace frontera con Michoacán y que desemboca al puerto de Manzanillo.

Si se miden los números absolutos, Guadalajara es la capital del estado pero también la capital de las desapariciones en Jalisco. Tiene 444 casos pendientes de resolver, seguidos de Zapopan con 353, Tlaquepaque con 147 y Puerto Vallarta con 120 casos. 

En el top 10 de los municipios con más casos, también se encuentran los municipios metropolitanos de Tonalá y Tlajomulco. Pero fuera de ellos llama la atención el sexto lugar para Lagos de Moreno, La Barca, Tala y Autlán de Navarro, municipios que coincidentemente han tenido casos de fosas clandestinas en los últimos tres años. 

El problema de las desapariciones en Jalisco se podría considerar grave si se toma en cuenta que sólo 13 de los 125 municipios de la entidad no reportan casos. Es decir, en 112 municipios hay por lo menos una familia que sigue esperando a alguien ausente.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here