muerte Mario Rivas Souza
Fotografía: UdeG
Guadalajara, Jalisco.

Un hombre de la medicina legal que a lo largo de sus más de 60 años de su vida profesional analizó más de 130 mil cadáveres en el estado.

En 1957 Don Mario, como se le conocía, empezó a dar clases de medicina legal en la máxima casa de estudios, también recibió múltiples galardones en su vida como la distinción de maestro emérito de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y el grado de doctor honoris causa lo recibió en el año de 1994, además de reconocimientos mundiales por el aporte a la medicina forense.

Una de las anécdotas que se le reconocen, fue el debate entre Jorge Carpizo titular de la Procuraduría General de la República (PGR) por el caso del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo que fue asesinado la tarde del 24 de mayo de 1993.

La versión oficial era que habían atacado por la espalda al clérigo, pero Don Mario aseguró que tras las pruebas forenses, los 14 disparos que recibió el Cardenal “no habían sido directos, fueron directísimos” dijo ante los medios de comunicación ese día.

El nombre de Mario Rivas Sousa se encuentra en un puesto de socorros de la Cruz Verde y un Auditorio, además fue él quien puso la primera piedra donde actualmente alberga el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Diseño: Irving García
Henry Saldaña

Henry Saldaña

Reportero en Canal 44
Periodista desde hace 15 años. Inició su carrera profesional en un estación de radio, luego de seis años incursionó al medio escrito y televisivo, en El Diario Milenio, donde estuvo laborando por cinco años en temas de seguridad. Desde hace dos años comparte su trabajo con el equipo de Señal Informativa, Radio UdeG.
Henry Saldaña