Después de que  FM4 Paso Libre informó el cierre del Centro de Atención al Migrante, quienes encontraban apoyo en este sitio, se agruparon varias cuadras adelante en el cruce de avenida Inglaterra y Enrique Díaz de León, donde se han improvisado pequeñas casas con cartón y plástico. Ahí brindan apoyo otros mexicanos como Pascual Domínguez, quien también ha sido víctima de la delincuencia que orilló a FM4 a suspender sus servicios asistenciales.

El hondureño Arlintón Humberto Ávila, quien por tercera ocasión cruza México  para llegar a Estados Unidos, lamentó el cierre de FM4, que en otras ocasiones le había brindado alimento y un espacio para asearse.

Aclaró que los mexicanos siempre le han tendido la mano y que son sus propios compatriotas los que hacen peligroso el paso por este país.

Mexicanos deportados de Estados Unidos como Pascual Domínguez también  han encontrado en este cruce de la ciudad una forma de subsistir porque ahí llega comida, ropa, cobijo y  trabajo de albañilería y pintura de fábricas cercanas.

Quien también reside en el lugar es Antonio Pérez, el primer morador permanente de este espacio, donde cualquiera puede refugiarse, pero sin abusar del otro.

Un día después del cierre de FM4, el fiscal general de Jalisco, Eduardo Almaguer hizo una visita relámpago a estas instalaciones que se localizan en avenida Inglaterra.

El fiscal llegó, constató que el local donde se encontraba esta casa en apoyo de los migrantes ya no operaba y se retiró. La visita duró escasos minutos.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here