Los comerciantes del Mercado Corona que todavía no se mudan a sus nuevos locales,  continúan inconformes por el lugar que se les asignó o por recibir una obra a medias.

José Guadalupe Zepeda, quien vende cinco tacos de canasta por 20 pesos, fue enviado a la parte alta del inmueble.

Antes del incendio del viejo mercado Corona, el señor Zepeda ofrecía sus tacos sudados, en uno de los pasillos con mayor afluencia de la parte baja.

El 20 de marzo es la fecha límite para que los comerciantes regresen al Mercado Corona.

La señora Guadalupe Rodríguez, quien vende bolsas y mochilas, tampoco ha tomado posición de su nuevo local, debido a que recibió un espacio sin piso ni cortina y ha tenido que desembolsar al menos siete mil pesos para acondicionarlo.

A escasos días de la reapertura del Mercado Corona, los clientes han regresado, destacó Uziel Ávalos, de  tacos La Gloria, uno de los negocios que opera desde el domingo en el nuevo inmueble.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here