Reivindicación al derecho de la educación incluyente, que en las escuelas formen parte de los programas lectivos los lenguajes a señas y justamente que los maestros estén capacitados para enseñar a personas sordas, exigieron poco menos de mil personas, entre silentes y sus familiares, que marcharon el sábado por la Avenida Vallarta, desde Chapultepec.

Son decenas de miles los sordos que existen en Jalisco, y a pesar de que existe una ley de inclusión desde hace más de once años, no la han tomado en cuenta. 

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here