Guadalajara, Jalisco

No basta con salir a las calles a protestar para combatir las políticas discriminatorias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Los mexicanos tendrían que ser más amigables y solidarios con los connacionales  y migrantes centroamericanos en tránsito, quienes en su trayecto a la frontera norte reciben un trato  hostil injustificado, expuso Bernardo Semadeni, coordinador de Desarrollo Institucional de FM4 Paso Libre.

El activista recordó el rechazo que enfrentaron cuando cambiaron su sede  a la colonia Arcos Vallarta, cuyos vecinos aseguraron sin sustento que la llegada del albergue para migrantes, los ponía en riesgo.

Bernardo Semadeni señaló que aún no han notado un cambio en el tránsito de migrantes por Guadalajara, a raíz de que empezaron las redadas en Estados Unidos.

Indicó que esperan que en el transcurso del año aumente la atención de mexicanos deportados,  que son abandonados en una ciudad fronteriza y que buscan regresar al sur del país.

Al mismo tiempo, dijo se prevé un incremento en las solicitudes de refugio por parte centroamericanos amenazados por la inseguridad de sus naciones, al reducirse las posibilidades de llegar a Estados Unidos.

FM4 Paso Libre atendió el año pasado 10 casos de migrantes centroamericanos que optaron por permanecer en México y en 2017 podría cuadruplicarse esta cifra. 

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here