Poco más de dos meses han pasado desde que la Fiscalía General del Estado (FGE) consignó a Raymundo Rodríguez Ibarra,  profesor de música en un jardín de niños, acusado de abuso sexual infantil,  y desde entonces, la normalidad parece no llegar para la maestra Norma Eréndira Ruíz Senado, quien era titular del grupo donde se registraron los abusos.

Y es que a decir de Norma Eréndira, el acoso a su persona no ha cesado y no precisamente de parte de la Fiscalía, ya que a ella no se le imputó cargo alguno, sino de la propia Secretaría de Educación Jalisco (SEJ), que desde hace dos meses le tiene retenido el pago y la tiene confinada a un nuevo jardín de niños donde pasa las mañanas completas sentada en el patio de la escuela, pues se le impide estar frente al grupo, además de denunciar acoso laboral por parte de la inspectora de la zona escolar, Gabriela Plasencia. 

Norma Eréndira manifestó que Gabriela  Plasencia Ascencio, inspectora de la Zona 70 a la que pertenece el jardín de niños ubicado en Parques de Tesistán, en Zapopan, donde ocurrieron los hechos, fue a la primera persona que le notificó el abuso del profesor de música y ésta tardo dos semanas en prohibirle el ingreso al agresor.

Además, Norma denuncia que en días pasados, tres sujetos arribaron a su domicilio para amenazarla de muerte a ella y a toda su familia, por lo que exige al titular de la Secretaria de Educación Jalisco, Francisco Ayón, que aclare la situación y deje de referirse a su persona como cómplice de los abusos sexuales.

Norma Eréndira es maestra de preescolar en el sector público desde hace 22 años, y asegura que la SEJ está terminando su carrera sin justificación, pues garantiza que fue ella la primera en denunciar los hechos del profesor de música. 

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here