El intermediarismo es uno de los principales factores de conflicto entre Liconsa y algunos proveedores que no son propiamente productores de leche, sino que compran a pequeños productores y venden al mayoreo para aprovechar precios y beneficios de programas sociales del gobierno, explicó el secretario de desarrollo rural, Héctor Padilla Gutiérrez.

Liconsa casi ha duplicado su cuota de compra a lecheros ya que actualmente adquiere un millón 200 mil litros diarios, contra poco más de 700 mil que se compraban antes de esta administración. 

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here