Han pasado casi dos semanas desde el ataque que sufrió la población indígena de San Lorenzo Azqueltán (municipio de Villa Guerrero) el domingo 3 de noviembre, en el cual cuatro comuneros fueron gravemente heridos, y los agresores, que fueron identificados por la comunidad, siguen libres, de manera que los heridos, quienes ya se encuentran en recuperación, fueron desplazados por la violencia y la población se mantiene en riesgo, señaló Claudia Ignacio, integrante de la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT).  Foto: Omar Ley / tukari.udg.mx