19 de 21 cárceles municipales de Jalisco tienen un hacinamiento que deja al descubierto una vulneración a los derechos humanos de los procesados, porque en tres cuartas partes de esos casos, los reos de baja peligrosidad y por faltas administrativas pueden ser acosados por criminales de alto riesgo. Además, no siempre se les brinda de comer ni el espacio suficiente para poder dormir.

Esas fueron algunas conclusiones a las que se llegó en la investigación realizada por la Comisión de Seguridad en el Congreso del Estado. Su presidente. José Luis Munguía Cardona, hizo un llamado a la Fiscalía General del Estado (FGE) para que trate de resolver los procesos judiciales lo antes posible. Y pidieron que se revisen las condiciones en las que se encuentran estos centros de reclusión.

El legislador afirmó que no existen condiciones de reinserción social porque si las instancias no cuentan con espacio para dormir o comer de una manera digna, los reos carecen de espacios para trabajar o hacer un deporte que les evite la generación de enfermedades.

En 2013, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) alertó que el 70 por ciento de las cárceles municipales tienen sus instalaciones en un estado de regular a malo, especialmente en lo que se refiere a pintura y ventilación. La institución pidió que los baños reúnan las condiciones adecuadas para que los internos puedan satisfacer sus necesidades fisiológicas en el momento oportuno y de forma digna, lo que en ocasiones no sucede.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here