Como un tema sumamente grave, el presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro, calificó la deuda del municipio por laudos, que podría ascender a los mil millones de pesos con el posible regreso de al menos mil extrabajadores al Ayuntamiento.

El alcalde tapatío señaló que las administraciones pasadas actuaron con dolo para perder juicios laborales, por lo que ahora, con capacidad limitada para la operatividad municipal, evitarán cometer los mismos errores de aumentar la nómina del Ayuntamiento.

Tras cumplir los primeros seis meses al frente de la administración municipal, Alfaro Ramírez sostuvo que ha cumplido con la agenda de compromisos con la ciudad. 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here